dijous, 2 de febrer de 2012

Mor la poetessa polaca Wislawa Szymborska, premi Nobel de Literatura en 1996, als 88 anys

Discurso en el depósito de objetos perdidos

Perdí algunas diosas en el camino de sur a norte,
y también muchos dioses en el camino de este a oeste.
Se me apagaron para siempre un par de estrellas, ábrete cielo.
Se me hundió en el mar una isla, otra.
Ni siquiera sé exactamente dónde dejé las garras,
quién trae mi piel, quién vive en mi concha.
Mis hermanos murieron cuando me arrastré a la orilla
y sólo algún huesito celebra en mí ese aniversario.
Salté de mi pellejo, perdí vértebras y piernas,
me alejé de mis sentidos muchísimas veces.
Desde hace mucho cerré mi tercer ojo ante todo esto,
me despedí de todo con la aleta, me encogí de ramas.

Se esfumó, se perdió, se dispersó a los cuatro vientos.
Yo misma me sorprendo de mí misma, de lo poco que quedó
de mí:
un individuo aislado, del género humano por ahora,
que sólo perdió su paraguas ayer en el tranvía.

De "Si acaso" 1978
Versión de Gerardo Beltrán


Poemes de Wislawa Szymborska

7 comentaris:

  1. Quan era jovenet, llegia molta poesia. Ara no ho faig gairebé mai. I tant mateix, quan ho faig, continua enamorant-me.
    Aquesta dona, que jo ni coneixia, m'ha agradat força. Gràcies, icr.

    ResponElimina
  2. Sí, gràcies icr!! ets la meva font de subministrament poètic!

    ResponElimina
  3. Jo tampoc no la coneixia, però ha valgut la pena poder llegir la seva poesia. Com sempre, "per obra i gràcia" de la nostra font de subministrament poètic (això ha estat molt bé, miu).

    ResponElimina
  4. CEBA

    Altra cosa és una ceba.
    No té tripes ni budells.
    Tota ella és ceba, només ceba,
    elevada a la cebàstica potència.
    Tot per fora cebosística,
    és cebosenca fins a la rel.
    podria mirar dintre seu
    la ceba sense esverar-se.

    En nosaltres, un món estrany i feroç,
    a penes recobert per una pell,
    en nosaltres, un infern interior,
    ................................

    del llibre VISTA AMB UN GRA DE SORRA. Traduccions de Josep M. de Sagarra

    Imma C.

    ResponElimina
  5. EL NÚMERO PI

    Digno de admiración es el número Pi
    tres coma catorce.
    Todas las siguientes cifras también son iniciales,
    quince noventa y dos porque nunca termina.
    No deja abarcar sesenta y cinco treinta y cinco con la mirada,
    ochenta y nueve con los cálculos
    sesenta y nueve con la imaginación,
    y ni siquiera treinta y dos treinta y ocho con una broma o sea comparación
    cuarenta y seis con nada
    veinteséis cuarenta y tres en el mundo.
    La serpiente más larga de la tierra...

    W. SZYMBORSKA

    Imma C.

    ResponElimina