dilluns, 10 de maig de 2010

Alícia i Josef K


El gran interés de Alicia no estriba tan sólo en su caricatura social, sino además, y muy especialmente, en la actitud refrescante y liberadora de la misma Alicia frente al mundo incomprensible e irracional que la rodea. Así como el estilo de Carroll y la caprichosa profundidad con que maneja el lenguaje -burlándose de formas, etimologías y hasta de la misma función lingüística de "expresar"- lo han situado entre los precursores e iniciadores del dadaísmo, así su mezcla de situaciones disparatadas -y, sin embargo, significativas- y de personajes admirablemente reales no puede por menos que recordarnos a Kafka. Y, en efecto, se ha señalado repetidas veces el parecido que existe entre Alicia y El Castillo y El Proceso. La misma Alicia es testigo de un singular proceso en la Corte de la Reina de Corazones, cuyos elementos esenciales guardan un interesante parecido con los del El Proceso de Kafka.
Pero la gran diferencia con Kafka es el carácter dinámico, renovador y optimista de Alicia. Los personajes de El Castillo y El Proceso perecen bajo la opresión invencible de su mundo y de su propia alma. En cambio, Carroll presenta un mundo no menos opresivo y mucho más violento, incluso, que el de Kafka.

Jaime de Ojeda. Pròleg a Alicia en el país de las maravillas. Alianza Editorial.

4 comentaris:

  1. Gràcies, Sícoris.
    La veritat és que és un llibre el qual només ja de major he sabut valorar-lo plenament. Les lectures que en vaig fer quan era jovenet no em satisfeien com ho han fet més tard. De fet jo ja no el recomane als xiquets com feia abans.

    Ah, benvinguda a ca teua!

    ResponElimina
  2. il cavaliere rosso10 de maig de 2010, 20:28

    Jo vaig llegir aquest hivern l'Alicia i la del mirall. I després aquest:
    “Alicia en Westminster”, de Saki
    http://www.revistadeletras.net/alicia-en-westminster-de-saki/
    i em va agradar molt...

    ResponElimina
  3. il cavaliere rosso, per tu, un bocí de l'Alicia y el caballero blanco:

    "El gran arte de caerse de un caballo-dijo el Caballero Blanco- consiste en tener otro a mano en el que caer.
    -Pero¿no es eso difícil de lograr?- preguntó Alicia.
    - Claro que es difícil- respondió el Caballero- pero en mi Departamento hay que estar preparado para las emergencias. Por ejemplo, ¿ has dirigido alguna vez una guerra en Sudáfrica?.
    Alicia negó con la cabeza.
    - Pues yo sí- dijo el Caballero, con un ligero tono de satisfacción en la voz.
    -¿Y consiguió concluirla con éxito?.
    -Bueno, concluirla exactamente,no, no de modo definitivo; ni tampoco del todo con éxito. En realidad, creo que todavía sigue...Aunque no te puedes imaginar el trabajo que costó empezarla bien......"

    Alicia en Westminster-Saki

    ResponElimina
  4. Moltes gràcies per la benvinguda, elPac.

    A mi,la veritat és que des de petita m'ha fascinat l'Alícia, però fins que no la vaig llegir d'adulta (precisament en l'edició d'Alianza que us he citat), no en vaig comprendre tota la dimensió.
    Per cert, desconeixia "Alicia en Westminster" de Saki i ja m'heu picat la curiositat... El que s'aprèn en aquest bloc!

    ResponElimina