dissabte, 12 de novembre de 2011

Merendero



" Imagínate un merendero atestado de gente. El jardín está como metido a presión entre la casa y el terraplén. Uno puede imaginarse un jardín más grande que éste, pero no más concurrido.
Yo me hallo justo en medio, soy una figura entre muchas otras y me dirijo con cuidado al -manantial de cerveza-. ¿Con cuidado? Sí, he dicho bien, pues el sendero que cruza por entre la multitud es estrecho, rostro con rostro, pecho con pecho, y menuda cantidad de sombreros, una verdadera sombrerería, hojas de castaño por encima y en las ramas farolillos que de noche deberían encenderse. De momento es de día, el azur brilla por entre el follaje, las manchas del sol palpitan sobre los objetos, la gente se mira a los ojos, a ti tambíen te mirarán, no tendrás nada que objetar. Toda la gente que está sentada en el jardín tiene en la mesa algo que comer o beber: cerveza, jarabe, vino, limonada y salchichas que se sirven y abren el apetito....

.....Lo más hermoso es que todo se confunde vivamente, que en todas las figuras hay un destello de alegría. Una ruleta de la fortuna cuelga de un poste. ¿Quién no ha tratado de conquistar la suerte un par de veces en su vida?. Sentirse afortunado es bonito. Un niñito que me llega a la altura de las rodillas trepa a paso lento la escalera.- Dame la manita- le digo; lo ayudo a subir y pienso mientras tanto que no sería un mal padre. Luego tomo un sendero conocido y regreso a casa dando un agradable paseo.


ROBERT WALSER
" La habitación del Poeta"
Ediciones Siruela-2005

Pintura de: Jan Havicksz Steen

2 comentaris:

  1. Isabel, t'ho torno a dir: ets molt bona posant il·lustracions!

    ResponElimina