dimecres, 12 de desembre de 2012

Gramáticas de la creación.- George Steiner


Gramáticas de la creación
George Steiner
Traducció al castellà d'Andoni Alonso i Carmen Galán
Ediciones Siruela, 2011

Un llibre de filosofia (qui m’ho anava a dir a mi!) que tracta d’elucidar, amb l'erudició i la capacitat d'anàlisi de sempre, diversos aspectes de la creació i la invenció.

Comença així, al final del mil·leni:

«No nos quedan más comienzos. Incipit: esa orgullosa palabra latina que indica el inicio sobrevive en nuestra polvorienta palabra “incipiente”. El escriba medieval marca la línea inicial, el capítulo nuevo con una mayúscula iluminada. En su torbellino dorado o carmesí el iluminador de los manuscritos coloca las bestias heráldicas, los dragones matutinos, los cantores y los profetas. La inicial, en la cual el término significa comienzo y primacía, actúa como fanfarria; enuncia la máxima de Platón –de ninguna manera evidente– de que en todas las cosas, naturales y humanas, el origen es lo más excelso.»

En l’últim capítol, tot i parlant de com ha canviat, avui en dia, el concepte de mort per la barbàrie del s. XX , diu:

«Los historiadores han reconocido que el siglo XX ha sido sin duda el más mortífero. Se estima en alrededor de cien millones el número de víctimas causadas por la guerra, el hambre, la deportación, los campos de concentración y los genocidios entre agosto de 1914 y la lenta desaparición del régimen estalinista. Desde Madrid a Moscú, desde Narvik a Messina, Europa y Rusia occidental han sido un osario, un escenario de atrocidades. No se sabe con certeza el número exacto de víctimas del demente “gran salto adelante” de Mao (¿diez millones, veinte millones?), o de la sed de sangre tribal en Ruanda, en Indonesia o, por último, en los Balcanes. Como nunca antes, los medios de comunicación han saturado nuestra conciencia y nuestra memoria con imágenes del horror organizad. Los huesos y las cenizas de los campos de exterminio nazis, las pirámides de cráneos en Camboya olas inmundas fosas descubiertas en Bosnia Kosovo son los auténticos emblemas e iconos de la historia reciente. Millones de esas muertes espantosas son todavía anónimas (…) ¿Dónde están enterrados los muertos por inanición, los torturados del Gulag, los de las minas de Kolimá, los de los bosques helados?
Esta larga marcha a través de las tinieblas no ha podido sino devaluar la muerte. La mente no admite estadísticas tan evidentes: los treinta mil soldados masacrados durante los primeros días de la batalla de Somme, las dos mil condenas a muerte firmadas cada día en el Kremlin durante las grandes purgas, las carnicerías tribales entre sisas estúpidas en África oriental , la suma de inocientes incinerados en Dresde Hirohima y Nagasaki. El florecimiento de la tortura por razones ideológicas o por los estados-nación entumece nuestros sentidos y nuestra comprensión.»

Steiner, creient:

«La literatura se hace lenguaje; la pintura y la escultura, de ingredientes naturales o modificados; la música, de materia sonora en bruto. Habitamos un mundo cuyos componentes son, en esencia y según la conocida afirmación de Duchamp, ready-modes. Sólo Dios es capaz de crear de la nada. Sólo Él puede innovar a partir de la nada. La experiencia humana es una respuesta a estas realidades, a una existencia previa. Esto, como hemos visto, es verdad para toda representación, para todo instrumento de comprensión e interpretación por abstracto que sea (…) Si el arte no se construye más que de ready-mades y objets trouvés, ¿qué otra cosa percibimos, manipulamos o combinamos? Todas estas falsas creaciones son un collage de la realidad. Todas las formas de imaginación, interiores o exteriores, son un proceso de selección y montaje. »

2 comentaris:

  1. Steiner és d'aquests pensadors que cal tenir no sobre la tauleta de nit sinó fent-li un lloc en el llit.

    ResponElimina

  2. Des que vas començar a ressenyar l'Steiner al bloc, el tinc pendent. Qualsevol dia m'hi poso! Gràcies, entre altres coses, per tornar-me'l a recordar.

    ResponElimina