diumenge, 19 de maig de 2013

La emoción de las cosas.- Ángeles Mastretta




Ángeles Mastretta
La emoción de las cosas
Seix Barral, 2013

El seu bloc Puerto Libre a la Comunidad El País.
El seu segón Puerto Libre, molt mé lliure i més tranquil.
Els seus articles a la Revista Nexos.



Hay escritores que nos gustan, escritores a los que admiramos y escritores que son de nuestra familia.
(Pàgina 234)
Qui coneix la Mastretta sap com és la lletra del cor, de la vida, del coratge, de l'alegria. I la seva música.
A mi madre no le parecía meritorio esto de escribir fábulas. Para ella no había virtud sin dificultad y mi profesión, en el caso de aceptar que lo fuera, no le parecía difícil: todo el asunto lo trataba como una frivolidad remunerada por quién sabe qué ilusos, de ninguna manera encomiable. Nunca la vi sorprendida con alguno de los que podría considerar mis logros profesionales; le daban un poco de timidez. (Miraba a los lectores como diciendo: "Ellos no saben que yo sé. Aquí hay trampa, así no fue como pasó, ni esos señores vivían en esa casa.") 
(Pàgines 291-292)
Qui l'ha llegida sap que es pot brodar en castellà, que l'escriptura pot ser un encaix "de boixets", que les frases poden ser com unes estovalles de Lagartera.
Quiero jugar a que sabía de rimas y poesía, lo que sabe quien escribe sin firma en la página que antecede a mi página. Quiero que un novelista me recuerde y que no haya en el mundo ni en mi patria, menos aquí en mi patria que en ninguna, una sola mujer capaz de concederle su elección a un señor. Y no quiero jugar a que no me da pena que existan estas hembras y estos hombres. Quiero, sí, irme de compras a la luna y encontrarme una tienda en la que vendan voluntad, síntesis, concentración, premura, certidumbres; todo lo que no tengo para jugar a eso que juegan esos que sí tienen todo eso.
(Pàgina  295)
En paper li he llegit abans Maridos, Mujeres de ojos grandes, Arráncame la vida i Mal de amores, quatre ganivets afilats (dues col·leccions de contes curts i dues novel·les salvatges).


EL PERRO Y LA LAGARTIJA
Hoy el cielo ha estado azul como en los dibujos de la infancia; no se cansa uno de verlo para constatar lo increíble. Perdida en ese abismo estaba yo cuando el perro vino a exigirme que le abriera la puerta, quería salir a la terraza en pos de algo que se le escapó de aquí dentro. En cuanto abrí, saltó: lo vi correr tras una lagartija y atraparla, morderla, aventarla al cielo, verla caer. Todo en segundos, no alcancé a defenderla. Y era tan chiquita como un prendedor. La naturaleza había crecido esa perfección para que el perro la destripara porque sí, para jugar.  Luego entró muy en paz, con el deber cumplido, a pedirme un cariño. Díganme ustedes si no es una barbaridad. 
(pàgina 290)

Aquest és un llibre escrit com si volgués pagar un deute amb la vida, amb la memòria de la seva gent, amb el món, per quedar lliure i seguir volant.
EL PATRIMONIO DE LO INSÓLITO

Yo me comprometo a vivir con intensidad y regocijo, a no dejarme vencer por los abismos del amor, ni por el miedo ni el por el olvido, ni siquiera por el tormento de la pasión contrariada. Me comprometo a recordar, a conocer mis yerros, a bendecir mis arrebatos. Me comprometo a perdopnar los abandonos, a no desdeñar nada de todo lo que me conmueva, me deslumbre, me quebrante, me alegre. Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme: ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de mis días. 
(Pàgina 300)



Amb Ángeles Mastretta no sóc lliure: esperava el llibre i va venir amb mi el primer dia que vam coincidir en una llibreria. No sóc objectiu: segurament pagaré per llegir les seves llistes de la compra.

3 comentaris:

  1. Uauu cavaliere, quina entrada, no he llegit mai a la Mastretta ja veig el què em perdo!!

    Gràcies!!

    ResponElimina
  2. Doncs no et recomano començar: és com les papes: no hi ha stop!

    ResponElimina
  3. Perill: Lectura altament contagiosa.

    ResponElimina